LA DANZA DE LOS VIEJITOS. Día internacional de las personas de edad - Hilando Historias
6938
post-template-default,single,single-post,postid-6938,single-format-standard,fl-builder,bridge-core-2.0.2,qode-news-2.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-18.2.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.0.5,vc_responsive
Danza de los viejitos, danzante Janitzio

LA DANZA DE LOS VIEJITOS. Día internacional de las personas de edad

¿Sabías qué a comparación del día del abuelo hoy se festeja el DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS DE EDAD (personas mayores)?

Muchos de nosotros solemos referirnos a las personas mayores como “abuelo” cuando en sí, este termino es aplicado a la persona que forma parte de la jerarquía familiar y que tiene nietos. “Las personas mayores siempre han tenido un papel importante en la sociedad como líderes, cuidadores y custodios de la tradición” (Organización de las Naciones Unidas) y son diferenciadas por tener 60+ años de edad.

En HILANDO HISTORIAS celebramos este día con LA DANZA DE LOS VIEJITOS, una danza purépecha de resistencia hacia la conquista Española y que hoy me pregunto si también será una resistencia a nuestros tiempos, donde como Margarita Godínez reflexiona en el texto “La danza de los viejitos: resistencia y dignidad” parece que nos ha sido arrebatada la voluntad de salvaguardar las riquezas del pueblo Mexicano.

Danza de los viejitos, danzante Janitzio

Foto vía @aldodainzu

La DANZA DE LOS VIEJITOS cuenta la leyenda sobre la sed que los conquistadores españoles tenían por apoderarse de los tesoros de territorios antiguos mexicanos, así, llegaron a Mechuacan (Tzintzuntzan), donde los asuntos del reino eran conferidos a los ancianos debido al gran respeto que se le tenía a su saber y experiencia.

Los españoles demandaron la fortuna y los ancianos al negarse a entregarla fueron sometidos a la entonces llamada “Santa Inquisición” donde se les obligó a caminar hasta la plaza pública sobre carbones ardientes.

Desde entonces, LA DANZA DE LOS VIEJITOS en lugar de ser una representación de la llegada del solsticio y el equinoccio ofrecida al Dios Sol, se convirtió en una danza de resistencia que revive este momento, dándole fuerza a los ancianos purépechas y que caricaturiza al colono español.

Foto vía @hotelplazamorelia

No Comments

Post A Comment